Liposucción

El tipo de anestesia requerida será la indicada por el anestesiólogo. Es posible que, durante o después de la intervención, sea necesaria la utilización de sangre y/o hemoderivados. Para la realización de esta técnica puede ser necesaria una preparación previa. También es necesario que advierta de posibles alergias medicamentosas, alteraciones de la coagulación, enfermedades cardiopulmonares, existencia de prótesis, marcapasos, medicaciones actuales o cualquier otra circunstancia.

La Liposucción puede ser realizada como un procedimiento primario para mejorar el contorno corporal o, en combinación con otras técnicas quirúrgicas como el Lifting Facial, Abdominoplastia o Lifting de muslos, para tensar la piel relajada y estructuras de soporte.

 

El mejor candidato para una Liposucción es el individuo de peso relativamente normal que posee un exceso de grasa en áreas determinadas del cuerpo. Una piel firme y elástica lleva a un mejor contorno final después de la liposucción.

La piel colgante no se readapta por sí misma al nuevo contorno y puede requerir técnicas quirúrgicas adicionales para eliminar y tensar el exceso de piel. Las irregularidades del contorno corporal debidas a estructuras diferentes de la grasa no pueden ser mejoradas con la Liposucción. Hay una variedad de técnicas diferentes usadas por los cirujanos plásticos para la Lipectomía asistida por succión y los cuidados tras la cirugía.