Mentoplastia

La mentoplástia es un procedimiento que se puede realizar de dos maneras. La primera y más sencilla es la colocación de una prótesis de un material sintético como silicona, goretex etc. Le explicaremos las características de cada uno de ellos con sus ventajas y desventajas. La segunda forma es la modificación de la estructura del mentón mediante una pequeña osteotomía. Dicho procedimiento no necesita prótesis, solo una pequeña placa de titanio para estabilizar temporalmente la modificación del hueso.

Generalmente la mentoplástia toma más o menos una hora aunque los procedimientos complicados pueden durar más tiempo. Durante la cirugía, se abre un espacio en el mentón para colocar una prótesis o bien se modifica mecánicamente la forma del mentón. El resultado final dependerá su estructura facial, ya que este aspecto no es más que uno de los que conforman la apariencia de la cara. Finalmente se dan unos puntos dentro de la boca en el caso de la modificación ósea o bien bajo el mentón en el caso de la prótesis para cerrar la pequeña incisión realizada.

Después de la cirugía particularmente durante las primeras 24 horas, su cara se siente un poco inflamada, probablemente le duela la mejilla y podrá tener un dolor de cabeza. Su cirujano le puede recetar medicamento para el dolor y controlar cualquier incomodidad. Planee quedarse en cama con la cabeza elevada (excepto para ir al baño) por el primer día.

Notará que al principio incrementa la inflamación en esa zona, llegando a su máximo después de dos o tres días. Se puede reducir esta inflamación aplicando compresas frías lo cual lo hace sentirse mejor. En cualquier caso, se sentirá mucho mejor de lo que aparenta. La mayor parte de la inflamación o coagulación debe desaparecer en aproximadamente dos semanas (Permanecerá no obstante por varios meses una inflamación, la cual nadie puede notar mas que usted y su cirujano).

Es común que ocurra una pequeña hemorragia durante los primeros días, y después de la cirugía, También su cirujano le pedirá que se enjuague la boca con un antiséptico oral para evitar la infección, y para dejar que los tejidos se recuperen.

 

Para el final de una semana, ocasionalmente dos, se deben retirar todas las suturas.

LOS MEJORES CANDIDATOS

Este tratamiento puede mejorar su apariencia y la confianza en usted mismo, no cambiará necesariamente su apariencia de manera que quede de una forma ideal, ni puede hacer que otra gente le trate diferente. Antes de decidir hacerse la cirugía piense cuidadosamente en sus expectativas y háblelas con su cirujano. Los mejores candidatos para la mentoplástia son las personas que desean mejorar mas no perfeccionar su apariencia. Si usted está físicamente saludable, es psicológicamente estable y realista en sus expectativas, entonces podrá ser un buen candidato.

La edad también podrá ser una consideración. Muchos cirujanos prefieren no operar en jóvenes entre los trece y los quince años sino hasta que hayan terminado su desarrollo alrededor de los 14-15 años para las chicas y un poco después para los chicos. También es importante considerar el proceso de ajuste social y emocional de un joven y cerciorarse de que la operación sea algo que ellos desean, no sus padres.

Cuando un especialista en cirugía plástica calificado realiza una mentoplástia con poca frecuencia se dan complicaciones y usualmente son menores. Sin embargo, siempre existe la posibilidad de complicaciones, incluyendo una infección, hemorragia o una reacción a la anestesia. Puede reducir sus riesgos siguiendo muy de cerca los consejos de su cirujano tanto antes como después de la cirugía. Con respecto a la cicatrización, cuando se realiza la incisión por la parte interior de la boca no hay ningún tipo de cicatrización visible. En otros casos al plantear la introducción de una prótesis la incisión suele ser externa, sin embargo la cicatriz es generalmente poco evidente.